sábado, 8 de septiembre de 2012

mujeres con motivo para seguir adelante

¿Como pasamos diariamente nuestra existencia? estamos enfermos no inútiles, pero lamentablemente así es como nos sentimos aveces, es tanto el cansancio con el q amanecemos y solemos permanecer durante el día  son tan fuertes los dolores, (fibromialgia) y los males o condiciones de nuestro organismo (distintos en cada paciente), que pasamos el día entero trabajando o estudiando, sin que muchos se den por enterados de que para nosotros ese día, fue un esfuerzo enorme. 
Nos levantamos con los ojos hinchados y un cansancio que podriamos prácticamente arrastrarnos hasta llegar al lavamanos y echarnos agua en la cara, haber si así despertamos, pero sabemos que es una condición diaria, es algo con lo que tendremos que aprender a vivir, por tanto salimos de la casa con una sonrisa, porque no queremos que se nos amargue el día por algo que seguirá hay, por mas que lo miremos mal ¬ ¬ .

Algunas veces, tienes que ser tu propio heroe.
Sin embargo no es la manera en como queremos pasar nuestros días, en frente de un computador tecleando todo el día, cumpliendo con las 8 horas diarias reglamentarias o caminando casa por casa a pleno sol vendiendo algún producto o servicio, sabemos que esta en nosotros cuidarnos y sentirnos mejor, cambiando hábitos, pero somos mujeres guerreras, algunas madres solteras, con hijos a los cuales queremos darles un futuro, o simplemente somos jóvenes estudiantes, tratando de llevar una vida normal, de estudiar una hora en el computador sin sentir que se hacen añicos los huesos de la espalda; nosotras queremos pasar estos malos días  sentadas con una taza de chocolate, café o leche, leyendo un libro, sintiendo la brisa, relajadas a la sombra de un árbol, o acurrucadas en el sofá, viendo una película, riendo con la familia. Es una realidad, nuestro cuerpo no esta hecho para soportar una jornada dura de trabajo, sin embargo lo soportamos, por que tenemos una motivación, unas metas y sueños, hay muchas de nosotras, que están en una etapa en que simplemente no se puede seguir en la rutina de trabajo, el cuerpo se debilita de tanto dolor y tanto remedio, y necesita a fuerza descansar, para mejorar. Pues soy una de esas, una mariposa que se siente atada diariamente a una piedra y así sigue volando, porque tengo un motivo para hacerlo, sin embargo soy una mariposa preocupada, y trato siempre de encontrar la manera de aligerarme la carga, pues no estamos en condiciones de simplemente aguantar, si solo hiciéramos eso, estaríamos dejando de luchar; en fin, quise averiguar una manera de mantener mi cuerpo y mi mente en mejor forma, menos estrés, y menos dolor, y encontré el yoga, aun no lo practico, pero me prometo a mi misma, intentarlo, porque no tengo nada que perder, en este momento de mi vida, se que tengo muchas cosas por ganar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada