sábado, 21 de julio de 2012

Fuerte ante la tormenta, aunque parece que llueve todos los dias

A las veces se me hace difícil convivir con este compañero, los días tediosos, las noches largas, las lágrimas y los dolores.
Estos ultimas días, han sido de los más tristes, empiezo a sentir a mi compañero, como una verdadera piedra en el camino.
¿Por qué debo convivir con algo que no aporta nada bueno a mi vida?  el lupus no es quien soy, es más una parte de mi vida, una parte egoísta, que se quiere llevar mis victorias, mis sueños, quiere dejarme sin nada, quiere tomar el control y lucho día a día por no dejar que pase, pero estos últimos días debo confesar que me deje derrotar, deje que tomara el control, supongo que me sentí al límite de la impotencia, me deje caer en la amarga tristeza, pensando que era lo más obvio y fácil que podía hacer; Sentía como el interrumpía en cada actividad de una día, estropeándome el ánimo de trabajar, de estudiar, como si al tomar mi lapicero él se encargara de que mis dedos no lo pudiesen sostener y yo luchando por no soltarlo y seguir escribiendo tratando del  acomodarlo en mi mano y aguantando el dolor en el meñique, como si se me fuera a partir el dedo, al final del segundo párrafo ya mi letra parecía en otro idioma, luego sin poder terminar de escribir ni la primera página no aguante el dolor, ni pude controlar mis dedos y ya no lograba sostener el lapicero, me era imposible escribir una palabra entendible, así que para no frustrarme por el hecho de no lograr algo tan simple decidí dejar mi agenda a un lado y seguir con mi día, manteniéndome firme y fuerte ante la tormenta, recordando esta frase “ nada que valga la pena es fácil” la vida vale la pena, el amor vale la pena, mi salud vale la pena, y ninguno de ellos ha sido fácil  ni lo será de aquí en adelante, porque estoy consciente de que es una lucha de por vida y sé que esta no es, ni será la primera vez que me caiga en el camino. Todos, sanos o no, nos sentimos  derrotados alguna vez en la vida, pero nos levantamos y seguimos adelante y quisiera dejar de cuestionarme el por qué yo y empezar a darle valor a mis acciones, mi camino podrá ser más difícil que el de algunos otros, podre demorarme un poco más de lo previsto en alcanzar mis sueños, pero sé que lo lograre, porque a veces solo necesito dejarme caer, ya sabrán lo cansado que es parecer fuerte todo el tiempo, y así cuando me levante de mi tristeza, lo hare con más fuerza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada